Si desea recibir en su correo electrónico la correspondencia de la Hermandad y Esclavitud de San José, envía un correo indicando su nombre a:

secretaria@patronsanjose.net
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Inicio » Historia » La Asociación Parroquial Josefina

La Asociación Parroquial Josefina

 

 

La Esclavitud de San José se funda en la ciudad de San Fernando en diciembre de 1.788, siendo erigida canónicamente el 28 de Abril de 1789. Su título originario sería el de “Devota y Venerable Congregación de Esclavos y Esclavas del Sacratísimo Patriarca Señor San José”. Su vida se extendió hasta aproximadamente los años cincuenta / sesenta del siglo XIX, en que decae. A partir de estos momentos los cultos serian organizados exclusivamente por el Ayuntamiento de la Ciudad, como puede comprobarse en la proclama de 1.883.

Unos años más tarde, se produce la llegada del Padre Vigo Oneto a la Iglesia Mayor. Su devoción le llevó a recuperar el culto diario a San José (puesto que los cultos del Voto y los de su Festividad, jamás dejaron de celebrarse). Así, una de las primeras decisiones que toma es la de fundar una asociación de fieles para que se encargarse de su culto, tomando como modelo las asociaciones josefinas que se estaban creando por el centro y norte de España, siendo una de las primeras la de la Sagrada Familia de Barcelona. El Padre Vigo era de la zona norte de España y debió haber conocido aquellas entidades josefinas en el que es sin duda, el siglo por excelencia de San José. Es así como, en 1.885, funda la Asociación Josefina del Señor San José, tomando como Titular al Patrón de la ciudad. Los hermanos de la desparecida (que no extinguida) Congregación de Esclavos de San José se integraron en este nuevo proyecto.

Lo que resulta sorprendente es que el Padre Vigo no restaurase la Congregación, sino que fundase una Asociación de fieles paralela a la primitiva Hermandad. Y sorprende aún más que los hermanos de la anterior Congregación que se integraron en la nueva entidad no pusiesen sobre la mesa los antiguos estatutos de la Congregación (¿se perdieron acaso?). No se sabe por qué, pero la nueva entidad toma al mismo Titular, los mismos hermanos y celebra idénticos cultos. Y la imagen comenzó a procesionar en el Corpus de la ciudad. Los años pasarán y la dependencia de la entidad solo del párroco (al ser Parroquial) provocará constantes altibajos según el sacerdote que rigiese la Iglesia Mayor. Por ello pasará por buenos y malos momentos. Se conoce a través de una hermana actual de la Hermandad que la Asociación Josefina usaba medalla en 1910, ya que su madre fue integrante de la misma en aquella época. Un inventario de 1924 muestra las riquezas de la entidad, hoy todas pérdidas. Y en torno a 1924-1926 la Señora Viuda de Gatica dona a la Asociación un terno magnífico y riquísimo compuesto de túnico bordado y manto a juego, motivo por el cual, el fotógrafo local haría la fotografía que mostramos en la cabecera de este artículo y que su heredero D. Joaquín Quijano Párraga ha tenido a bien ceder y que en 2002 se convertiría en cartel conmemorativo del CC aniversario del nombramiento oficial de San José como Patrón de la ciudad.

Sin embargo, poco después llegarían los malos momentos. La II República y la Guerra Civil harían tambalear los cimientos de la Asociación Josefina y darían al traste con los años de esplendor. La entidad que siempre estuvo regida por el párroco de la Iglesia Mayor, junto a una camarista y un tesorero, jamás tuvo Junta de Gobierno hasta el año 2000.

Precisamente sería el párroco D. Pedro Brea quien, con su tesón, mantendría. Tras un periodo de pocos años, en 1.982 Dña. Ana Gallego cede el sitio de Dña. Ángeles Muñoz-Cruzado Rodríguez, quien consigue reactivar nuevamente la Asociación, apoyándose en la comisión de mayordomía de la Hermandad del Nazareno, a la que pertenecía. La nómina de hermanos comienza a crecer y se inscriben en la Asociación un buen número de hermanos del Nazareno, así como el vestidor y bordador D. Manuel Fraga (q.e.d), el escultor D. Alfonso Barraquero García, el vestidor y sacristán de la Iglesia Mayor D. Juan Ignacio Guerrero Pérez, el otro sacristán de la iglesia D. Emilio González Gallego, el Vicario Parroquial Rvdo. P. Jerónimo Cobacho Pinto, D. Antonio Moreno Olmedo que acabaría siendo Alcalde de la ciudad entre 1.989 y 2005, o el doctor D. Jaime Guerrero Castro (q.e.p.d.), entre otros. El nuevo párroco llegado a la Iglesia en los años setenta, D. Ildefonso Pérez Alcedo (q.e.p.d.), decide que la imagen salga nuevamente en el Corpus, al abrigo del nuevo resurgimiento de la Asociación En 1.998 llega a la Iglesia Mayor un nuevo Párroco, D. Jesús Guerrero Amores, natural de Palmones (Campo de Gibraltar) y muy devoto de San José. Tras un periodo de adecuación y conocimiento de su Iglesia (con sus cinco Hermandades de penitencia, el Apostolado de la Oración, Conferencia San Vicente de Paúl, y las Comunidades Neocatecumenales), conoció la existencia bajo mínimo de la Asociación Josefina y de la imagen del Patrón de la ciudad.

Acuciado porque en el año 2000 se celebrarían los CC años del Voto a la imagen de San José por su milagrosa intercesión para erradicar la fiebre amarilla de 1.800, reúne a un grupo de jóvenes con la intención de reorganizar la Asociación Josefina y afrontar el aniversario con un programa de actos lo más digno posible. Era mayo de 2000, y el aniversario del Voto cumplía en noviembre del mismo año.

El grupo de jóvenes tuvo, por iniciativa propia, la idea de repescar a la camarista Dña. Ángeles Muñoz-Cruzado para que ella sirviese de unión con el pasado más reciente de la entidad, de manera que los pocos hermanos que quedaban inscritos en la entidad se sintiesen integrados en el proyecto. Se cambió sensiblemente el nombre de la entidad, añadiéndole el título “Parroquial” para hacer que era una entidad religiosa amparada por la Iglesia, y no una entidad civil. La denominación sería “Asociación Parroquial Josefina del Bendito Patriarca Señor San José”. Conformado el grupo, el párroco elevó a los jóvenes a la categoría de Junta de Gobierno, proponiéndose como Presidenta a Dña. Ángeles Muñoz-Cruzado. La toma de posesión y presentación a la sociedad tendría lugar el 19 de octubre, quedando conformada como sigue:

 

 

DIRECTOR ESPIRITUAL: Rvdo. P. Jesús Guerrero Amores
PRESIDENTA: Ángeles Muñoz - Cruzado Rodríguez
VICE-PRESIDENTE: José Antonio Garnárez Pinto
SECRETARIO: Alejandro Leiva Rosa
VICE-SECRETARIO: Juan Manuel Rueda Cebada
TESORERO: Francisco Javier López Luque
MAYORDOMO: José Manuel Aragón Cortejosa
VOCALES: Rafael Rueda Cebada
Alfonso Carmelo Garnárez Pinto

Unos días después se presentaba en el salón de plenos del Ayuntamiento el cartel y los actos conmemorativos de la efemérides citada y se pusieron en marcha los actos. En breve la Asociación triplicó en número de hermanos y comenzó a trabajar en 2001 para la conmemoración en 2002 del CC aniversario de la proclamación de San José como Patrón de la ciudad. La entidad estuvo este tiempo realizando tan solo cultos internos. En 2002 llega la celebración de la efemérides con un programa de actos más ambicioso que el que se llevó a cabo para la efemérides del año 2000 y que en esta ocasión incluía el regreso de San José a las calles de la ciudad. Sería el propio párroco quien aportase la fecha de la Festividad de San José Obrero (1 de mayo) como la mejor para la procesión de aquel año que en principio iba a ser extraordinaria. La fecha elegida parecía ser la mejor a su juicio.

Al terminar la efemérides y entrar en 2003, la Presidenta presenta su dimisión por problemas familiares y el párroco solicita a D. Juan Manuel Rueda Cebada (Vice Secretario y ahora Vicepresidente) que forme una nueva Junta con él como Presidente y que tomen posesión cuanto antes. Sería el día 9 de marzo el elegido para la toma de posesión de la Junta. La misma contaba con nuevas incorporaciones que en breve dejarían la Asociación por motivos personales. La Junta quedaría compuesta como sigue:

DIRECTOR ESPIRITUAL: Rvdo. P. Jesús Guerrero Amores
PRESIDENTE: Juan Manuel Rueda Cebada
VICE-PRESIDENTE: José Manuel Aragón Cortejosa
SECRETARIO: Alejandro Leiva Rosa
PRIOSTE: Alejandro Rodríguez Rivero
TESORERO: Francisco Javier López Luque
MAYORDOMO: Manuel Valle González
VOCAL DE CARIDAD: Rafael Rueda Cebada
VOCAL DE FORMACIÓN: Manuel Jesús Tizón Reyes
VOCALES: Rafael Aragón Cortejosa
Jesús Romero Merlo
Eduardo Albarrán Orte

COLABORADORES: Raúl O. Leiva Rosa
Javier Nieto Tocino

El año 2004 la Junta de Gobierno preparó los nuevos estatutos y los remitió a Cádiz. Fueron devueltos en noviembre ya aprobados. Igualmente llegó un Decreto del Obispado alentando a la Junta de Gobierno que tomó posesión en 2003 y que había reorganizado la Hermandad y trabajado en los estatutos, a que tomasen posesión por un mandato de seis meses. Aquella Junta, sensiblemente alterada, tomó posesión el 4 de enero de 2005 con el encargo de convocar Cabildo General de Elecciones en mayo del mismo año. El 20 de mayo se celebró el cabildo de elecciones, y el 19 de julio de 2005 tomó posesión nuevamente la misma que ya lo hizo en enero. El mandato ahora es por cuatro años, como cualquier otra Hermandad.

En el año 2006 se celebró el Cabildo Extraordinario de Régimen Interno con el fin de regularizar las interinidades de la recién renovada Esclavitud, siendo aprobado el Reglamento de Régimen Interno por el Obispado para el año 2007.

El hecho de que este apartado esté en esta sección de la web y no en la de Historia, es porque la Asociación Josefina forma ya parte del recuerdo de los josefinos. Pero es un episodio que no se pretende olvidar, de ahí que esté presente en el web. Y no se quiere olvidar porque sin la existencia de la Asociación Josefina, los cultos a San José no habrían llegado hasta nuestros días. Gracias a las personas que la fundaron y que a través de los tiempos se encargaron de ella (Padre Pedro Vigo Oneto, Padre Pedro Brea, Ana Gallego Tapia, Ángeles Muñoz-Cruzado, Padre Jesús Guerrero Amores...) la reorganización, primero de la propia Asociación en el año 2000 y posteriormente de la Esclavitud en 2003 no hubiese sido posible.